Ir al contenido principal

LA ETA ES LA MUERTE

La ETA, que es la forma que más le duele que le digan (y que por eso hago mía con alborozo), lleva no sé cuánto tiempo radiografiando su derrota, contando su naufragio y a la vez queriendo dibujar (con unos muchos que le ayudan) un nuevo relato donde vale lo mismo la víctima y el verdugo. Como ganó la batalla de lenguaje, la ETA y sus voceros se han apropiado de la palabra paz como si hubiera sido su conquista. Y es una sucia mentira. Ellos no han traído la paz; intentaron sepultarla bajo coches bomba, disparos en la nuca y ese catálogo de salvajadas que han perpetrado durante décadas en nombre de una patria a la que mancharon con la sangre de los demás. La ETA es la gran mentira de la España contemporánea. Nació en la mentira, intentó destrozar la Transición y llenó de dolor la Democracia al mismo tiempo que una buena parte del llamado pueblo vasco miró hacia otro lado cuando unos pocos tenían que revisar los bajos de su coche por si los amigos de la muerte habían decidido ‘hacer justicia popular’. ¡Algo habrán hecho!, se decía por lo bajini. ¡Que se jodan!, bramaban en las ‘herrikotabernas’, lúgubres bares de muerte donde se fumaban los porros de los camellos a los que asesinaban. La ETA es la muerte y nada más que la muerte. No hay ningún valor cívico o ciudadano que se esconda tras sus siglas de ira; no hay ningún preso político que atienda a su mandato. Están en la cárcel por matar o ayudar a que la ETA mate, extorsione o amedrente. Son la antiética, la antítesis de la Democracia y de los valores que inspiran cualquier clase de convivencia. La ETA es una mafia que ha hecho de la muerte y sus sórdidos arrabales la forma de ver el mundo. El resto es un cuento chino.  # Este artículo lo he publicado en Diario La Rioja

Entradas populares de este blog

CELIA ASPIRA A REINA

Los Jueves Flamencos continúan su camino en el calendario instalados en la excelencia. Los dos últimos conciertos entrañaban el riesgo de lo desconocido para la mayor parte de los aficionados: la veterana Antonia Contreras y la novísima Celia Romero. Y ambas actuaciones han sido magníficas y como prueba de ello no hacía falta otra cosa que ver la forma en la que los aficionados, puestos en pie, despidieron este jueves a la artista extremeña y a Paco Cortés después de algo más de una hora de entrega absoluta y de cante grande. Celia Romero es un tesoro, un portento de flamencura y pasión por el cante, un diamante increíble que con apenas veinte años lo tiene todo por decir y cantar. Posee una de esas voces cinceladas por el tiempo, una voz con acento oscuro y rancio; vieja y nueva a la vez, poderosa, con ese punto de rango salvaje que tanto conmociona en el flamenco. Pero es una voz que todavía tiene que evolucionar y matizar esos relieves que si la cantaora sigue por este camino de p…

PIRINEOS RIOJANOS

El otro día andaba con mi amigo Justo Rodríguez paseando viñedos en distintos parajes de Aldeanueva y Quel y de pronto asomé mi cabeza al horizonte y divisé a lo lejos una especie de franja blanca contenida en el cielo. Allá por donde el infinito se confunde con nubes blancas que forman una especie de tirita levemente sonrosada –asombrosamente sostenida en la misma divisoria y sobrevolando confines de manera grandiosa– aparecieron ante mis ojos los fabulosos Pirienos, como si alguien los hubiera puesto ahí para que los pudiera observar en toda su magnitud. Era impresionante y más todavía al ser consciente de que aquella mole estaba a cientos de kilómetros y era posible disfrutarla desde las tierras del Alhama o los viñedos más encaramados de Yerga. Tan lejanos pero tan nítidos a la vez, como si se pudieran tocar alargando un poquito el brazo. Ayer, sin embargo, ni estaba con mi amigo Justo ni paseaba entre viejas garnachas; aporreaba el ordenador hasta que por la magia de ‘twitter’ m…

Celia Romero: «Soy muy nueva y sé que el flamenco es una carrera de fondo de gran recorrido»

La ganadora más joven de la Lámpara de la Unión debuta hoy en el Salón de Columnas (21 horas) con el toque de Paco Cortés

Celia Romero lleva el cante en la sangre: «Vivo el flamenco las veinticuatro horas del día», asegura una artista asombrosamente precoz que ganó la Lámpara Minera con la insultante edad de 16 años en 2011 y que continúa con paso firme su carrera por el flamenco sin ninguna prisa pero sin pausa: «Actuar en la Gira del Norte es un compromiso maravilloso y tengo muchas ganas de debutar en Logroño; vengo con Paco Cortés a la guitarra y lo que puedo asegurar es que voy a dar lo mejor de mí misma en el escenario». -¿Cómo se puede explicar que una cantaora de 16 años gane un premio tan exigente como la Lámpara Minera? -Bueno, llevaba mucho tiempo preparándolo porque canto desde que tenía siete años. Lo preparé muy a fondo, ésa es la verdad y fue la primera persona que lo ganó siendo menor de edad. -Pero los cantes de Levante y de las minas son extremadamente complejos... -En…

CUCA

Había un silencio entreverado de silencio en la mirada de Cuca el sábado en Riojafórum. Un silencio de sueños rotos y de esperanzas desvanecidas, depositadas en una agónica carrera que ha durado unas semanas y que simbólicamente comenzó en Santa Coloma, exactamente donde imagino que debía de haber acabado. A Cuca le han escamoteado el tiempo precisamente alguno de esos a los que ya se les había agotado el tic-tac de sus relojes; el tiempo no tiene compasión ni con el propio tiempo y la paradoja de la alcaldesa era que venía vestida con avíos de futuro pero a hombros de costaleros del ayer. Ha habido en estas semanas una guerra de trincheras soterradas, de teléfonos que escupían reproches con acentos; una especie de tierra quemada donde las lealtades más hondas se han resquebrajado con estrépito. La mirada emocionante de Cuca es la más frágil e inteligente, la suya propia, sin consejeros ni estrategias de corrillos ni intereses, de despachos que vuelan entre los que dicen ser y no son…