Ir al contenido principal

Entradas

CHET Y EL RUMOR DE UN MUERTO

Chet Baker se murió hace treinta años cuando no llegaba a los sesenta y tenía la cara más arrugada que la rodilla de un ciclista, que es lo que nos dijo en una conferencia en la Escuela de Artes de Logroño Fernando Arrabal para describir la belleza mosaica y final de Gala Diákonova, la musa a la que Salvador Dalí amaba más que a su madre, más que a Picasso y más incluso que al dinero. Chet murió al caer –o ser arrojado– desde el tercer piso de un hotelucho infecto en Ámsterdam, donde tocaba en locales oscuros como las cavidades carnosas de su boca desdentada y se pinchaba los asesinos ‘speedballs’, que eran los combinados mortales de coca y heroína con los que alardeaba que se ponía hasta el culo. La droga había arrasado toda su belleza juvenil, es difícil –mejor dicho imposible– encontrar un hombre más atractivo (e inmensamente bello) que el de la portada de ‘For Lovers’, una de sus incontables obras maestras. No ha existido nunca una trompeta que llorara como la suya y llevo varias…
Entradas recientes

GUARDIOLA Y EL ICTIOCENTAURO

Si existe un personaje insoportable en la colección de criaturas que pueblan la asombrosa fauna del independentismo catalán, ése –exactamente ése– es Pep Guardiola, que supera incluso a la pomposa y surrealista sor Lucía Caram o a Karmele Marchante, la intelectual orgánica del nuevo seny de Puigdemont y ‘Kim Il Torra’. El famoso entrenador aventaja por miles de cuerpos a cualquiera de los espectros descritos por Jorge Luis Borges en su inmortal ‘Libro de los seres imaginarios’. Y los inventó el escritor bonaerense para todos los gustos y con todas las facciones posibles e imposibles: animales esféricos, antílopes de seis patas, pez bahamut, basiliscos, catoblepas, devoradores de sombras, el elefante que predijo el nacimiento de Buda, la hidra de Lerna o el ictiocentauro, que entre otros apósitos exhibía cuernos de pinzas de langosta. Le dejo a usted, querido lector, que asocie libremente cada obelisco indepe con lacito con su ser imaginario correspondiente. Pero lo de Guardiola no ti…

POÉTICA, FÍSICA Y BACTERIAS

No entiendo absolutamente nada de física pero siempre he creído en su poética porque adivino que en la relación de los cuerpos de la naturaleza entre sí funciona un misterio insondable, algo que siempre se escapará al puro conocimiento a pesar de que el hombre sea capaz en cada generación de científicos de descifrar con mayor nitidez el asombro de las fuerzas originales del universo. Pero irremediablemente quedará algo al albur, relaciones casi intangibles que se irán descubriendo que existen pero que nadie sabe ni cómo, ni dónde ni por qué. Al fondo siempre estará la tremenda e irresoluble pregunta del punto de partida original. ¿How deep is te ocean?, que cantaba Billie Holiday... Leo que tres científicos chinos andan empeñados en redefinir la constante de gravitación universal postulada por Newton en 1686 y casi descrita a la perfección por Henry Cavendish en un alucinante experimento en 1798, exactamente el mismo año en el que Jon Dalton descubrió las causas por las que muchos in…

Marisa Sánchez, una fuente insustituible de inspiración

A veces en los ojos de Francis, incluso en la comisura de sus labios cuando hace alguno de esos gestos que no se controlan, asoma la mirada de Marisa, esa dulzura irrepetible, y también el genio que hizo que desde niña tomara las riendas de la vida con absoluta determinación. Marisa Sánchez pasará a los anales de la historia de la gastronomía por ser una cocinera absolutamente esencial para el devenir de la cocina contemporánea española por su protagonismo para refinar y dotar de clase, finura y suavidad a una cocina sabrosa pero demasiado primaria como era el acervo gastronómico riojano cuando ella tomó los mandos del Echaurren siendo apenas una niña. Miró de cara de cara al porvenir, se metió a la cocina, salió al comedor, a las calles, bajó a Logroño para conocer las maravillas que hacía Lorenzo Cañas en su primer restaurante y también sintió la necesidad de ir a San Sebastián porque sabía perfectamente de la revolución de los vascos y su nueva cocina: Pedro Subijana y Arzak la ad…

AMORÍOS REMOTOS

Qué pensaría el aita Sabino Arana si supiera que hasta él en uno de sus ancestros más remotos era el fruto de una relación entre neandertales y denisovanos. Dos homínidos de distintas especies a los que de cuando en vez les daba por cohabitar y aparearse tan ricamente en la espesura, a salvo (o no) de miradas indiscretas o de los jefes de una tribu que paradójicamente estaban más adelantados y eran más permisivos que muchos de los pensadores (frente enjuta) del cariacontecido mundo libre que nos rodea. Paradoja de paradojas. Y sucedió hace más de 40.000 años, sin derechos históricos, sin lacitos amarillos, sin lenguas vernáculas y, obviamente, sin hechos diferenciales. Resulta que iba por la tundra siberiana una señora neandertal y se cruzó con un señor denisovano (o al revés). Se miraron, se gustaron y sin papeles de por medio procedieron a hacer lo que tanto placer nos da hacer y más cuando no te lo esperas hacer. Fruto de aquel primitivo amor, encuentro furtivo o relación estable …

EL PUENTE

El puente es una impresionante película alemana de finales de los años cincuenta en la que se describe con absoluta crudeza la historia de unos adolescentes de un pueblecito del interior del Reich a los que se les encomienda la suicida misión de defender un viaducto de la embestida final de los aliados en la II Guerra Mundial. Los muchachos piensan, enardecidos por el furor de la propaganda nazi, que están sirviendo los intereses de su patria pero en realidad lo único que hacen es contribuir a sostener la espiral absurda de muerte y violencia de unos jerarcas que sólo veían en su locura fanática una salida: conducir a su pueblo mucho más allá del exterminio. Aquel puente carecía de cualquier valor estratégico en el discurrir final de una guerra que ya estaba resuelta desde 1943 con la derrota de Stalingrado. El puente era un mito, un asidero para sostener la terrible entelequia de que un sacrificio más allá de la razón era lo mínimo que se podía hacer por la Alemania hitleriana de lo…

LAS RAMBLAS

Conforme se acerca el aniversario del atentado yihadista de Barcelona se acentúa más la sensación de que el hedor del llamado ‘procés’ aniquila cualquier reflexión sensata sobre las causas, los orígenes y la cantidad de cabos sueltos que quedaron por esclarecer tras aquella terrible jornada y la caza humana que se desató a continuación (de la que todo el mundo parece haberse olvidado, especialmente los fans de Trapero). La manifestación cívica organizada días después se convirtió en una siniestra algarada contra el Rey y la Democracia española y ahora todo comienza a fluctuar de nuevo al compás que quieren imponer Puigdemont, Torra, la CUP y las nuevas SA ‘nazionalistas’ en forma de comandos para la defensa de la república, un nombre que tiene un tufillo realmente vomitivos. Apenas unas semanas después del atentado estuve en Barcelona en un concierto de los Rolling Stones y al abandonar el estadio olímpico me encontré en medio de una riada de algo así como 50.000 personas que caminab…

LA TORMENTA DEL MIÉRCOLES

Estoy a punto de conocer a la mujer que se acuesta con mi marido, ha escrito Carmen Rigalt. Yo lo leía mientras la tormenta del miércoles ponía patas arriba el orden pulcro y sensato de mi terraza, donde reinan las plantas de mi mujer, sus gladiolos y unas florecillas minúsculas y heterodoxas que tienen forma de alas de mariposa y que son extremadamente sensibles al calor, a la pereza y a la rutina, como yo. Después, mientras acicalaba con esfuerzo la terraza, una vecina se afanaba en deshollinar una barandilla rojiza y esclava de lo impoluto. Por un instante sentí que el tiempo se había esfumado, como el marido de Carmen Rigalt de su propia cama, como mis pensamientos cuando limpio los espacios donde habito mientras escucho en la radio a Federico Jiménez Losantos en el podcast y a Pepa Bueno en vivo y en directo. No sé quién es el marido de Carmen Rigalt y ni mucho menos la mujer que se acuesta con él. Tampoco sé por qué las florecillas de mi terraza son minúsculas y heterodoxas, ni …

PEDRO Y EL ‘LACI’ TORRA

La visita del ‘laci’ Torra a la Moncloa con su lacito amarillo en la solapa de su americana es una de las imágenes más desalentadoras que ha protagonizado un presidente del Gobierno de España desde tiempos inmemoriales. El lacito amarillo de marras expresa que España es un país con las libertades afeitadas, donde el Poder Judicial actúa sin independencia a las órdenes del ejecutivo de turno y en el que se envía de forma arbitraria a cualquier disidente a la cárcel. El lacito del ‘laci’ Torra supone un insulto a la Constitución, a las libertades y al carácter democrático de nuestro país. Y por lo visto, a Sánchez Castellón le importa un absoluto pimiento y no pone el más mínimo reparo a que Torra lo luzca en una visita institucional a la Moncloa (conviene recordar que cualquier presidente de una Comunidad Autónoma es la máxima autoridad del Estado en su territorio). Torra ha faltado al respeto a todos los ciudadanos de España con una colección de insultos y vejaciones racistas que en …

SI SERIESE

Si Seriese no me deja conciliar el sueño: una ciudad imaginaria que se asoma a un mundo irreal para convertir la extravagancia en una atmósfera surrealista y nítida. A veces cuando paseo por el Logroño del extrarradio y veo a cada cual compitiendo consigo mismo, abjuro del orden cartesiano de las ciudades actuales -tan cuadriculadas en sus ensanches- que las calles, amplias y diáfanas como las de la fracasada Brasilia, sirven exactamente para lo contrario que pensaron sus sesudos ideólogos. Hay tanto espacio que el personal parece ahuyentado y refractario los unos de los otros. Es como un desierto verde de jardines, parques, plataneros y bancos. Un erial de salpicado con esas papeleras absurdas que no son capaces de sujetar ni su propia bolsa contenedora de detritus y que siempre andan con su horrible y fétida melena de plástico al viento. En 'Si Seriese' Logroño se vive al borde un cataclismo con la ingenuidad de contemplar una estupenda máquina de vapor atravesando el Puent…

NOVÍSIMA INQUISICIÓN

La Universidad de La Rioja decidió en 2016 fulminar el curso ‘Derecho, Toros y Sociedad’ tras diez años de andadura a pesar de ser, junto con el Aula Taurina de la Universidad San Pablo CEU, el evento taurino-cultural universitario más longevo de España. José Ignacio Ruiz de Palacios, profesor del Departamento de Derecho y director académico del curso desde su inauguración, no recibió más explicación oficial del rectorado que algo referido a la financiación del mismo. Dio igual que por el curso hayan pasado personalidades de la talla de Ramón Vila, Juanma Lamet, Miguel Ángel Montañés, Fernando González Viñas, Bernardo Sánchez, Carlos Abella, Pierre Subra de Bleusses, Gonzalo Santonja, François Zumbiehl o Enrique Stern, entre muchos otros. Da lo mismo. La UR ha tomado la arbitraria decisión de expulsar la tauromaquia de sus aulas y a su vez, acoger desde este año un curso titulado ‘Derecho Animal, Ética y Sociedad’, que tiene todo el derecho de ser celebrado, pero que más allá de copi…

MIEDO AL ULISES

Tenía miedo a interpretar las palabras. Era un temor preventivo; no estaba seguro exactamente de lo que me ibas a decir pero prefería no escuchar lo que mis sueños atisbaban. Era un dolor incluso paranoico. No saber es como no amar; lo incomprensible destroza por dentro con una amalgama de torpezas que rebotan en el eco de lo insospechado. Por eso ya no salgo a la calle, para no confundir sus pisadas con las mías, para que no se rompa la materia que nos sustenta en la desdicha, la piedra filosofal de las controversias. No me puedo acercar para no tocarle y que se distraiga cuando murmulla frases del Ulises que nadie en su sano juicio es capaz de comprender. «Sus pies marcharon a un repentino ritmo orgulloso por los surcos de arena, a lo largo de los cantizales del muro sur». Y continúo sin salir a los parques para estar seguro de que la pleamar no me siga y cauterice mis heridas con sal de nácar en mi carne deshabitada. Ahora que ya se han ido las nubes y que sólo se cernirán en torm…