Ir al contenido principal

Entradas

NO TUVO ELECCIÓN

El absurdo tiene infinidad de matices dado el carácter mojigato del tiempo que nos ha tocado transitar. Cuando éramos más jóvenes ni viendo la serie Sensación de vivir podía imaginar hasta dónde iba a llegar el sesgo mohín de nuestras andanzas; hasta dónde la tontería, hasta cuánto el derroche de mediocridad. Tan estúpido es este tiempo maniatado que comprendo totalmente la decisión irrevocable que ha tomado ‘Knightscope-K5’, un robot de seguridad que se ha suicidado zambulléndose en el ridículo e inevitable estanque decorativo del centro comercial Washington Harbour, donde prestaba servicio con sus 123 cámaras, el gps termodinámico y el nervio ciático integrado en su carcasa de aluminio sintético. Leyendo la crónica del suicidio de nuestro hermano metálico se pueden comprender perfectamente los motivos de su fatal decisión: le habían inculcado en su robótica materia gris que estaba concebido como una presencia «dominante pero amigable», y que además de vigilar los recovecos de las t…
Entradas recientes

VERGÜENZA

He sentido tanta vergüenza con el espectáculo tan descomunalmente soez que ha dado buena parte de la clase política en el XX aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco que dan ganas de dimitir como ciudadano. Miguel Ángel Blanco es el símbolo de la España democrática; la resistencia y el coraje más cívico y civilizado ante el imperio del terrorismo totalitario de ETA, sus secuaces, acólitos y aduladores. A Miguel Ángel no lo mataron por ser del PP, lo asesinaron con toda vileza (como a otros concejales de su partido y del PSOE) por ser español, por defender en el País Vasco el Estado de Derecho, la Constitución y la libertad. La conmoción que provocó su sumaria ejecución pregonada con una cuenta atrás que proclamó la banda asesina sin el más mínimo rastro de compasión, sacó a los ciudadanos de todos los puntos cardinales de España a la calle (por cierto, las manifestaciones en el Cataluña fueron impresionantes) para proclamar el asco, el hartazgo y denunciar el intolerable chan…

LA BOLA CATALANA

La denominada ley del referéndum de autodeterminación de Catalunya, presentada el martes por las fuerzas políticas independentistas Junts pel Sí y la CUP, asegura nada más y nada menos que el derecho de autodeterminación de los pueblos es el primero de los derechos humanos y se amparan en un pacto de las Naciones Unidas de 1966. Yo, en mi incompetencia jurídica, estaba convencido de que el primer derecho humano es el de la vida y la libertad. Pero bueno, si Junqueras, Rufián, Tardá, Puigdemont y las CUP dicen semejante cosa en el frontispicio de una de las claves de bóveda de la arquitectura legislativa de la República Independiente de Cataluña que se está fraguando, no voy a ser yo el que refute ni un ápice de su verdad a los padres de la patria calatana, que como todo el mundo sabe es una colonia oprimida por la metrópolis madrileña y sus desinencias provinciales, tales como Pontevedra, Huesca y especialmente el Condado de Treviño, que con esa forma suya de ser y no ser también est…

NUNCA SE FÍEN DE LO QUE ESCRIBO

No hace mucho tiempo alguien me pidió que le describiera, que realizara un ejercicio funambulista con las palabras y, como si fuera un escultor, moldeara una figura recreándome en apenas unas sombras. Un esbozo de partida mínimo y desde ese renglón, comencé a descubrir que aquello que imaginaba no era esa persona que provocó mi inventiva; era el yo mismo más oscuro y menos solícito el que comenzó a atravesar mis estancias más recónditas para hacerse táctil con el traqueteo de las yemas de mis dedos sobre el teclado. Un yo profundo e íntimo que se me aparecía como un absoluto desconocido; una especie de personaje extraño y familiar a la vez, como cuando tocas una barra de hielo y la sensación es que te está quemando. No es fácil acceder a uno mismo y no asustarse, no es sencillo comprobar cómo cualquier cosa de la realidad no es más que un bosquejo de nuestra propia sombra, nuestro destino como un círculo infinito que siempre tiende a mirarnos de frente y a quedarnos solos con nosotro…

VIVA LA SORIANA NACIÓN

Llevo una temporada acuciado por España, un tiempo inquieto y sobresaltado por las noticias que alumbran su nueva redefinición. Hace unas semanas saltó a la palestra la idea de que España (que todo el mundo sabe que no existe) es en realidad una nación de naciones. Lo dijo Sánchez y lo aprobó el PSOE en su último congreso. ¿Seremos en realidad una nación de tales cosas?, me pregunto. Eso sí, la soberanía nacional es una y reside en el conjunto de los españoles, matizó alguien de la nueva cúpula socialista. Yo puse un tuit al PSOE de La Rioja (sin respuesta todavía) para conocer si dentro de la nación de naciones que es España, La Rioja cambiará su estatus de comunidad uniprovincial a nación. Cuando yo nací lo hice en una provincia de Castilla la Vieja; después, al rendir mi infancia resulta que ya éramos comunidad autónoma, y ahora, que ando frisando los cincuenta me preparo para vivir en la nación riojana. Y todo ello sin moverme, sin coger el autobús (ni el de Josep Pla) ni un tren…

EL PCE YA ES NADA

La moción de censura de Pablo Iglesias contra el Gobierno de Mariano Rajoy ha supuesto la constatación de la defunción absoluta y trágica del PCE (e Izquierda Unida) en la argamasa de Podemos, sus confluencias, los anticapitalistas y los únicos grupos que han votado a favor de la estrategia morada: la ERC independentista y antiespañola de Joan Tardá y Gabriel Rufián, y Bildu, heredera directa de la ETA, dos partidos que están a favor de la ruptura de España y de su Constitución. Es triste comprobar cómo de la mano de Garzón aquella fuerza política que durante el franquismo y la transición capitalizó la lucha de las izquierdas españolas por la libertad a costa de la vida y la hacienda de muchos de sus militantes, ha abandonado definitivamente su idea de una España democrática y sin privilegios para diluirse y sustentar su estrategia política exactamente en todo lo contrario de lo que propiciaron históricos de su causa como Santiago Carrillo, Marcelino Camacho o Ramón Tamames. La Junta…

NI PLUMÍN NI TINTERO

Los periodistas –al menos yo– somos tipos vanidosos que necesitamos que jaleen nuestro trabajo como si el hecho de juntar verbos con predicados tuviese más mérito que no olvidar que nunca se ha poner la coma entre los primeros y los segundos. En mi caso, a veces la coloco porque la memoria es más frágil que la sensibilidad y cuando creemos que lo sabemos todo en realidad lo que sucede es que estamos más muertos que ayer, que era exactamente el día en el que estábamos perfectamente convencidos de que lo sabíamos casi todo. Así que seguro ya de mi ignorancia e investido con el supremo descaro para opinar cualquier fruslería, no me queda más remedio que plantarme a los pies de la petulancia para cantar resignado y consciente mi derrota. Me declaro culpable de hablar sin conocimiento, de opinar de todo sin rascar ni bola; de hacerme el listo, el engreído, el de gustos refinados y no les digo el guapo porque la imagen de arriba habla por sí sola de la belleza científica del que esto afirm…

Toros, Ecología y el Reich Animalista

El pasado 13 de mayo el historiador Iván Vélez Cipriano (discípulo y estudioso de la obra de Gustavo Bueno) me invitó al ciclo de conferencias que organiza en Carrascosa (Cuenca). La cita se llama 'Encuentros en el Lugar' y amablemente me dio la oportunidad de hablar largo y tendido sobre los toros, el mundo ecologista y lo que Calamaro tan bien acertó a definir como 'Reich Animalista', esto es, las corrientes extremistas antitaurinas que colocan la vida de los animales a la misma altura que la de las personas, y tratan de prohibir la libertad de acudir a los toros con un desconocimiento palmario de lo que significa la fiesta brava. Abordé muchos temas, desde la falsedad de las subvenciones taurinas hasta los aspectos éticos de la tauromaquia, sin olvidar lo que supone la 'mascotización' de la sociedad y el brutal negocio y deterioro para los animales que supone.... En fin, que si queréis verla aquí os la dejo.

SUEÑOS

De pequeño tenía dos sueños recurrentes. En el primero me veía tumbado sobre las vías en la trinchera del ferrocarril y asistía inmóvil e impotente al bufido de una locomotora que no terminaba nunca de atropellarme. Veía la máquina acercarse desde lejos a toda velocidad y sentía cómo era incapaz de levantarme y evitar aquel tormento interminable. Tenía los brazos y las piernas fundidos con los raíles, me pesaban tanto que no había manera de moverlos. Y por si fuera poco, el tren –a toda velocidad– nunca me asesinaba aunque yo ya me consideraba hombre muerto. Era una sensación terrible de impotencia, pero muy diferente a la que me arrasaba en el otro duermevela: me acosaba el miedo de caer desde lo alto de las torres de La Redonda y ensartarme en los picudos barrotes de hierro del entramado de rejas que protege el retablo pétreo de su fachada. No sentía nada, había un silencio casi reconfortante y desde lo alto me veía atravesar la plaza del Mercado a todo correr completamente desnudo…

¡INDEPENDENCIA DE CATALUÑA YA!

Estoy deseando ver salir al balcón de la Generalitat a Puigdemont, de la mano de la presidenta del Parlament, Junqueras y Luis Llach, y proclamar la independencia de Cataluña. Al lado del president, suspiro por ver a Artur Mas, Pilar Rahola, Rufián y Bartomeu con una bandera del Barça en una mano y en la otra la pertinente citación judicial ardiendo, porque en la próxima República Catalana ya no regirán las leyes españolas y se dictará una providencia para perdonar cualquier corruptela. Arderán las leyes españolas, se quemará cualquier recuerdo de la rojigualda en una nueva nación que se escindirá de la Nación de Naciones Madre (España) con un fondo de iberismo apaleado que llevará la libertad a los aporreados pueblos del Maresme. Puigdemont president y miles de señeras temblorosas y llenas de luz se izarán por todas las comarcas, las iglesias redoblarán sus campanas al unísono y habrá ríos de cava que brotarán desde San Sadurní hasta desembocar en el Llobregat y celebrar la decapita…

LA MENTIRA TIENE LAS PATAS MUY CORTAS

Recuerdo con una emoción que me hace llorar mis primeras prácticas en un medio. Era una radio de Calahorra. No sé si la oía alguien pero me daba igual; no me pagaron ni un duro pero eso era lo que menos me importaba; la clave fue empezar a trabajar, sentir el cosquilleo de la información, el vértigo de la noticia. Esta semana ha saltado a la palestra una de esas absurdas polémicas que de cuando en vez nacen en la turbamulta que configura en la llamada realidad mediática, donde las historias aparecen con la misma velocidad que se esfuman dos días después. Resulta que los cocineros con estrellas Michelin esclavizan a una legión de imberbes becarios y basan la rentabilidad de sus negocios en dicho régimen laboral. No puede haber mayor mentira y falseamiento de la realidad. Es posible que haya casos de abusos y que en algún lugar se disfrace la precariedad de prácticas profesionales, pero lo cierto es que buena parte del éxito de la cocina española en el mundo tiene que ver precisamente …

DÍAZ, LÓPEZ Y SÁNCHEZ

Suena a terna: Díaz, López y Sánchez. Terna de tres de la que sólo puede quedar uno o una. Si es uno, la cosa se precipita como un partido ingobernable sesgado por esa multitud de incoherencias que gravitan en la frente de un Sánchez asistido por el entusiasmo de las bases y a la vez destruido por los dos peores resultados de la historia. Si es Díaz, arropada por la gran nomenclatura del socialismo felipista y zapateril, la pretendida revolución izquierdista de Sánchez se irá desvaneciendo hasta que sólo se acuerden de él el inagotable alcalde de Jun y probablemente Sara Orradre, una de sus más entusiastas valedoras en La Rioja. López por su parte no puede ganar pero estoy seguro de que acabará venciendo(se) hacia la postura que logre el mayor número de papeletas. Su papel de gran moderador en el debate del lunes parecía tan forzado, tan fuera de contexto como el de propio Sánchez y la implacable Díaz, que cuando sacó su espada no tuvo el más mínimo reparo en introducirla en el coraz…