Ir al contenido principal

Entradas

MISÉRRIMA ESPERANZA

Hace tiempo que había perdido cualquier esperanza de recuperación para el sentimiento de España y su convivencia de esa gran parte de la ciudadanía catalana que se ha decidido por la secesión. Está claro que la ingeniería social de los gobiernos de Pujol con la cesión de la educación (mejor dicho, del adoctrinamiento) a la Generalitat por parte de Estado, su impresionante máquina de propaganda encabezada por TV3 y más de treinta años de un discurso victimista culpando de todos los problemas a Madrid, han generado un clima social insoportable e irrespirable que llegó a lo que nadie podía ni imaginar con la utilización perversa de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils para los intereses de esa gran mentira histórica llamada ‘procés’. Del España nos roba al España nos mata. Brutal. Se imaginan si el atentado hubiera sido en la Puerta del Sol y se descubriera que Ana Botella se hubiera negado a poner bolardos. O que la Guardia Civil cazara a tiros a los terroristas como lo han…
Entradas recientes

INTELIGENCIA ANIMALISTA

Este fin de semana dos animalistas saltaron al ruedo con un toro en la arena. Sucedió en Francia, en la localidad de Carcassone, un pintoresco pueblecito amurallado situado entre Perpiñán y Tolouse. Un novillo de Miura dio sus primeras carreras por el redondel y desde el tendido de la zona de chiqueros, una pareja (chica y chico) se plantó en la boca de riego en mitad de la querencia natural del astado, que es algo así como ponerse en la vía del tren en un paso a nivel sin barreras. El bicho los vio y se vino a por ellos como una locomotora. La muchacha le sacó la mano como diciéndole para, para, que he venido a salvarte y apretó a correr. Y el novillo, vaya usted a saber por qué, giró en el último instante, y se lanzó a por el incauto bípedo implume. La paliza fue colosal, voló por los aires, se lo pasó de un pitón a otro y ninguno de los de su grupo movió una pestaña por él. Un banderillero le hizo el quite; el toro atendió al capote, pero regresó a por su salvador y le asestó otro…

DAN GANAS DE LLORAR

Dan ganas de llorar. El atentado terrible de Barcelona y Cambrils ha vuelto a retratarnos diabólicamente como país, como si el dolor de la muerte quedara aplastado por el ninguneo brutal de la política y sus altavoces mediáticos. La gente no, la gente ha vivido con extenuación y espanto la sucesión de acontecimientos trágicos, el vacío del alma de los terroristas, de sus secuaces y el reguero de sangre del maldito fanatismo islamista que ha decretado la caza a muerte del que no piense como ellos. Sin embargo, ha habido tanta mezquindad por parte de determinados líderes políticos que parece casi normal a estas alturas que cada cual arrime el ascua a su sardina para abusar del dolor y hacer bandería de unos contra otros. Desde el minuto uno las autoridades de la Generalitat, el consejero absurdo que diferenciaba unas víctimas como catalanas y otras como españolas, la apropiación de la policía autonómica como herramienta para diferenciarse del resto de España o la polémica de los bolard…

DESAPEGO Y COCINA

Hay en la cocina una especie de descreimiento generalizado. Una sensación larga y evidente como de fin de ciclo, como si todo estuviera hecho o contado, como si se cayera una y otra vez en la misma retórica. Es una sensación que me viene acosando hace tiempo, una sensación que se despertó en uno de esos congresos gastronómicos a los que acostumbro a ir en el que todos los ponentes y cocineros dijeron prácticamente los mismos lugares comunes: cocina de producto, de mercado, de temporalidad y de apego a la tierra con unas técnicas que respeten al producto. Un mensaje cansino no sólo por repetitivo sino por evidente. Cómo se puede cocinar sin producto o sin productos de temporada cuando la carta habla exactamente de eso. Cómo no se puede tener apego a la tierra en la que se desarrolla un trabajo gastronómico íntimamente ligado al espacio en el que se cocina. Es como ver un coche y explicar que tiene ruedas. ¿En ese momento me pregunté si se habían acabado las ideas o es que asombrosamen…

UN CIELO EN ALFARO

Una luz vaporosa y un cielo azul que declinaba con extraordinaria pereza en una aliteración de tonos añiles que desfilaban con un fondo naranja y una nubecilla casi transparente, estremecida por el calor y larga, muy larga, como una noche acariciada por el vacío de una ausencia. A veces las nubes se sostienen doblemente. En el cielo, fijadas como con chinchetas invisibles, y en el tiempo, languideciendo tan lentamente como se consume el agua de un charco. Mientras reparas en ellas están ahí, inmóviles y quietas como una estatua, cuando tu atención se dispersa en cualquier bobada y vuelves a mirar al cielo, ya han desaparecido. Es como un abrir y cerrar de ojos sin darnos cuenta de que los párpados han interferido con la luz y nos han dejado ciego unas milésimas de segundo. Las formas de los cirros, los cúmulos y los estratos son caprichosas y se transforman por mecanismos difícilmente explicables desde la óptica de un poeta; o desde la metafísica. Y dudo mucho que la ciencia pueda ac…

ROSA LUXEMBURGO ERA DEL PP

Andrea Levy ha dicho que ella y el PP son revolucionarios. El mundo ha estallado en una soberana carcajada. A continuación, ha salido el PP en su cuenta de twitter redoblando el esperpento: «Claro que somos un partido revolucionario, y nuestra revolución funciona». Dan ganas de reír y llorar, como la mítica canción de Kiko Veneno, que creo que no actúa en los festivales a los que suele acudir la partisana dirigente catalana. ¡Ah no!, que la partisana es Rita Maestre. Es que aquí todo el mundo se apunta a un bombardeo, pero lo de la nueva Rosa Luxemburgo del PP es asombrosamente estrafalario. Y encima dice que se hizo revolucionaria leyendo La casa de Bernarda Alba, donde asegura que se vive «una situación de asfixia por las convenciones, sobre la moral, y ese grito ahogado, pero grito de libertad» (sic). Levy se confiesa seguidora de Anaïs Nin y del Avant Garde, paradigmas del surrealismo surgido tras la Primera Guerra Mundial. Y bien visto, no puede haber nada más surrealista que ser…

PODEMOS Y VENEZUELA

Una de la ideas más recurrentes en los silogismos dialécticos de Podemos es que la Constitución Española cercena de raíz cualquier posibilidad de evolución democrática en nuestro país. Iglesias lo dejó claro en su primer discurso como secretario general del movimiento morado: «Hay que comenzar un proceso constituyente para abrir el candado del 78 y poder discutir de todo». Una de las claves ideológicas de Podemos y sus distintas confluencias regionales ha sido intentar vaciar de legitimidad la Constitución Española convirtiéndola es una especie de deposición del Franquismo y que su partido es la «única alternativa frente a un régimen que se derrumba». A partir de ahí, apoderándose del 15-M, se ha fraguado la nueva izquierda más allá del PSOE, en la que se ha disuelto IU y se han fundido distintos grupos nacionalistas o estéticamente antisistema. La mayor parte de os votantes de Podemos y el resto de la ciudadanía mira a Venezuela con asombro ante el golpe de estado institucional que …

SE QUEDA

Como me dicen que soy de derechas intento apuntalar en cada pensamiento en qué consiste ser de izquierdas para darme una respuesta cabal a todo lo que intento pensar; ya que al ser de derechas, mis ideas no surgen de forma espontánea, sino que requieren de un sórdido esfuerzo de concentración para lograr algo medianamente plausible. La izquierda, sin embargo, cavila con una naturalidad asombrosa. Es más, se diría que todo lo que sale de su cerebro común supera los límites de lo establecido para abrirse a nuevos campos donde habita la más depurada de las razones. Entre ellas, la razón moral, que es sin duda el más alto principio de la virtud del hombre nuevo, del Leviatán de dos cabezas, las de Pedro y Pablo, depositarios en exclusiva del progresismo, la bondad y la plurinacionalidad, aunque no se sabe muy bien en qué orden. La depuración más exacta de esta corriente filosófica, lo que une a todos como un solo hombre, es que las maldades de la sociedad contemporánea se resumen en el P…

NO TUVO ELECCIÓN

El absurdo tiene infinidad de matices dado el carácter mojigato del tiempo que nos ha tocado transitar. Cuando éramos más jóvenes ni viendo la serie Sensación de vivir podía imaginar hasta dónde iba a llegar el sesgo mohín de nuestras andanzas; hasta dónde la tontería, hasta cuánto el derroche de mediocridad. Tan estúpido es este tiempo maniatado que comprendo totalmente la decisión irrevocable que ha tomado ‘Knightscope-K5’, un robot de seguridad que se ha suicidado zambulléndose en el ridículo e inevitable estanque decorativo del centro comercial Washington Harbour, donde prestaba servicio con sus 123 cámaras, el gps termodinámico y el nervio ciático integrado en su carcasa de aluminio sintético. Leyendo la crónica del suicidio de nuestro hermano metálico se pueden comprender perfectamente los motivos de su fatal decisión: le habían inculcado en su robótica materia gris que estaba concebido como una presencia «dominante pero amigable», y que además de vigilar los recovecos de las t…

VERGÜENZA

He sentido tanta vergüenza con el espectáculo tan descomunalmente soez que ha dado buena parte de la clase política en el XX aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco que dan ganas de dimitir como ciudadano. Miguel Ángel Blanco es el símbolo de la España democrática; la resistencia y el coraje más cívico y civilizado ante el imperio del terrorismo totalitario de ETA, sus secuaces, acólitos y aduladores. A Miguel Ángel no lo mataron por ser del PP, lo asesinaron con toda vileza (como a otros concejales de su partido y del PSOE) por ser español, por defender en el País Vasco el Estado de Derecho, la Constitución y la libertad. La conmoción que provocó su sumaria ejecución pregonada con una cuenta atrás que proclamó la banda asesina sin el más mínimo rastro de compasión, sacó a los ciudadanos de todos los puntos cardinales de España a la calle (por cierto, las manifestaciones en el Cataluña fueron impresionantes) para proclamar el asco, el hartazgo y denunciar el intolerable chan…

LA BOLA CATALANA

La denominada ley del referéndum de autodeterminación de Catalunya, presentada el martes por las fuerzas políticas independentistas Junts pel Sí y la CUP, asegura nada más y nada menos que el derecho de autodeterminación de los pueblos es el primero de los derechos humanos y se amparan en un pacto de las Naciones Unidas de 1966. Yo, en mi incompetencia jurídica, estaba convencido de que el primer derecho humano es el de la vida y la libertad. Pero bueno, si Junqueras, Rufián, Tardá, Puigdemont y las CUP dicen semejante cosa en el frontispicio de una de las claves de bóveda de la arquitectura legislativa de la República Independiente de Cataluña que se está fraguando, no voy a ser yo el que refute ni un ápice de su verdad a los padres de la patria calatana, que como todo el mundo sabe es una colonia oprimida por la metrópolis madrileña y sus desinencias provinciales, tales como Pontevedra, Huesca y especialmente el Condado de Treviño, que con esa forma suya de ser y no ser también est…

NUNCA SE FÍEN DE LO QUE ESCRIBO

No hace mucho tiempo alguien me pidió que le describiera, que realizara un ejercicio funambulista con las palabras y, como si fuera un escultor, moldeara una figura recreándome en apenas unas sombras. Un esbozo de partida mínimo y desde ese renglón, comencé a descubrir que aquello que imaginaba no era esa persona que provocó mi inventiva; era el yo mismo más oscuro y menos solícito el que comenzó a atravesar mis estancias más recónditas para hacerse táctil con el traqueteo de las yemas de mis dedos sobre el teclado. Un yo profundo e íntimo que se me aparecía como un absoluto desconocido; una especie de personaje extraño y familiar a la vez, como cuando tocas una barra de hielo y la sensación es que te está quemando. No es fácil acceder a uno mismo y no asustarse, no es sencillo comprobar cómo cualquier cosa de la realidad no es más que un bosquejo de nuestra propia sombra, nuestro destino como un círculo infinito que siempre tiende a mirarnos de frente y a quedarnos solos con nosotro…